Informe para Encuentro Nacional de la Autoconvocatoria NO al ALCA

Buenos Aires, 19 de marzo de 2005

ALCA y Libre Comercio:
actualidad de las negociaciones

Por Javier Echaide

El 2004 resultó ser un año en donde el proceso de negociaciones del ALCA y otros tratados de libre comercio estuvieron relativamente estancados.

Luego de la última Reunión Ministerial de Miami1, en noviembre de 2003 (mientras simultáneamente nosotros llevábamos a cabo las 1ras Jornadas de Consulta Popular), los consensos logrados entre los negociadores se relativizaron e inclusive se encontraron posiciones encontradas, en especial en materia de agricultura. Fue así como la versión "dura" del ALCA, la lanzada en 1994, se vio suplantada por una versión "light" o atenuada: el "ALCA de dos pisos", mediante la cual se posibilitarían diferentes niveles de compromisos sobre las premisas básicas de libre comercio pretendidas por el acuerdo original. Sin embargo, las negociaciones continuaron aumentando el número de reuniones formales e informales que buscaron durante todo ese período destrabar las negociaciones.

Por su parte, los acuerdos entre la UE y América Latina tuvieron un impulso para intentar ser firmados hacia septiembre/octubre de 2004. Pero las mismas contradicciones que resintieron las negociaciones del ALCA, hicieron lo mismo en este caso, por lo que las negociaciones con la UE debieron ser aplazadas.

En el marco de la nueva propuesta del "ALCA light" fue que se convocó a una Cumbre Extraordinaria de las Américas 2 en la ciudad de Monterrey (México), a dos reuniones formales del Comité de Negociadores Comerciales (CNC) en la ciudad mexicana de Puebla, y a dos reuniones informales previas (que no figuran en los registros oficiales) en la ciudad de Buenos Aires.

Tras la Cumbre de Monterrey, ocurrida el 12 y 13 de enero de 2004, se emitió la Declaración de Nuevo León, en la que todos los gobiernos americanos -con la sola excepción de Venezuela- se comprometieron a ratificar los plazos establecidos y finalizar con éxito las negociaciones para el año 2005, momento para el que se realizaría la IV Cumbre de las Américas en Argentina, por propuesta del ex Presidente De La Rúa y confirmada en ese momento por el actual presidente argentino Néstor Kirchner.

Posteriormente se sucedieron las reuniones de Puebla y las dos ocurridas en Buenos Aires, en donde desencuentros entre los negociadores por un lado, y la presión de nuestras organizaciones sociales por el otro, hicieron que no pudiera salirse de dicha reunión con un compromiso concreto. Así fue como la segunda reunión formal de Puebla finalmente se suspendió, al igual que la reunión ministerial que debía realizarse en Brasil.

Desde entonces, e iniciado el período electoral en EEUU, las negociaciones del ALCA no tenían miras de reanudarse hasta después del 2 de diciembre, fecha en que fue reelecto el presidente George W. Bush.

El 2005 se inicia con júbilo, pero al mismo tiempo con mucha cautela: la fecha original para la entrada en vigor del ALCA había sido el 1ro de enero de 2005. Pues llega el 2005 y no hay ALCA. Este éxito para nuestros esfuerzos, sin dudas ocurre debido a la nueva configuración política en varios países latinoamericanos, las grandes contradicciones internas dentro de los propios bloques dominantes en los países negociadores, pero también al alto grado de articulación y movilización que se logró a nivel continental por las organizaciones sociales, sindicatos, agrupaciones estudiantiles, organizaciones religiosas, partidos políticos y movimientos de base que expusieron al ALCA ante los ojos de la sociedad aún frente al secreto guardado en sus negociaciones.

Pero también el 2005 comienza con una fecha fijada de antemano en la agenda americana: la IV Cumbre de las Américas, que fuera propuesta para realizarse en Argentina en la ciudad costera de Mar del Plata, o bien en la ciudad patagónica de Bariloche (según documentos oficiales). Al mismo tiempo, se emiten variadas declaraciones por parte de funcionarios gubernamentales de EEUU y del MERCOSUR aludiendo que este año el ALCA se revitalizaría 3.

Esta Cumbre a la que asistirán los presidentes de todos los países americanos -con la exclusión de Cuba- se llama oficialmente con ambivalencias que permiten efectuar lecturas diversas desde casi todos los sectores (opositores o no) al desarrollo de las negociaciones.

Toda Cumbre cuenta con un lema. En este caso, el lema de la IV Cumbre es "Crear Trabajo para Enfrentar la Pobreza y Fortalecer la Gobernabilidad Democrática", el cual es mencionado en la convocatoria y en casi la totalidad de los documentos oficiales.

Ello no obsta, sin embargo, que no se mencione en esos mismos documentos la conveniencia de respetar los acuerdos logrados en Monterrey 2004 4 y en culminar el proceso de negociación tal cual lo previsto. Ya el 1ro de diciembre de 2004 y el 26 de enero de 2005, Canadá y Estados Unidos, respectivamente 5, enviaron sus propuestas para que en la IV Cumbre de las Américas sean tratados los acuerdos de libre comercio y en especial el ALCA.

La Autoconvocatoria No al ALCA llevó como propuesta al Foro Social Mundial, oportunidad en donde se reunió la Campaña Continental contra el ALCA, la confirmación de realizar la III Cumbre de los Pueblos en la ciudad de Mar del Plata y en forma paralela a la cumbre oficial de presidentes. Dicha iniciativa fue tomada por la Campaña Continental, por la Alianza Social Continental y fue incluida en el Llamado a los Movimientos Sociales como una de las actividades dentro de la agenda global y como una de las principales acciones durante el 2005. La Cumbre de los Pueblos será organizada a nivel continental por Campaña, en la que la Autoconvocatoria es su representante en Argentina. Y si bien la organización se hace desde la Campaña Continental, en nosotros recae la responsabilidad de formar el marco en donde todos los movimientos y organizaciones del continente se darán cita para una gran acción masiva de movilización y participación popular.

La IV Cumbre de las Américas ya está confirmada para el 4 y 5 de noviembre de este año, en la ciudad de Mar del Plata (Argentina).

Y nuestro desafío es realizar una Cumbre de los Pueblos participativa, que genere los "sí" para una verdadera integración desde los pueblos.


[1]Página oficial del ALCA

[2] Dentro del proceso de negociaciones del ALCA se encuentran varias instancias. La más regular se da con las Reuniones Ministeriales que se hacen cada año, donde participan los ministros de comercio de los 34 países negociadores. Pero la instancia más alta se da en las Cumbres de las Américas, que son convocadas por la OEA y en donde se reúnen todos los presidentes del continente, excluyendo a Cuba. Para más información, ver página oficial de las Cumbres de las Américas.

[3] Diario La Nación, 3/01/05, 3/03/05 y Diario ABCColor, 19/02/05

[4]Versión completa de la Declaración de Nuevo León de la Cumbre de Monterrey, disponible en la pagina oficial del ALCA.

[5]Para más información, ver los comentarios al llamado a la IV Cumbre de las Américas presentados por Canadá haga click aquí ; (sólo están las versiones en inglés y en francés) y por Estados Unidos (versión en castellano) haga click aquí.