Julio de 2002

Comunicado

LA "COMISIÓN DE NOTABLES" VIENE A PROFUNDIZAR EL AJUSTE Y LA DEGRADACIÓN SOCIAL

El arribo al país de un grupo de miembros del establishment financiero internacional es una muestra más de la sumisión del gobierno y la dirigencia política y económica local a los dictados del FMI y las potencias extranjeras y un síntoma de la degradación de la soberanía provocada por las políticas seguidas desde hace más de un cuarto de siglo.

Más allá de los detalles, las recomendaciones de los notables se orientarán a profundizar el ajuste fiscal, la extranjerización del sistema financiero y la postración de la economía y la población.

Esto se produce, precisamente, cuando tanto en la Argentina como el Latinoamérica y el mundo se verifican la crueldad y el fracaso de las políticas propugnadas por los grandes poderes económicos locales e internacionales y los estados y organismos que los representan.

En la Argentina, las políticas neoliberales en las que se pretende insistir, han llevado a la mega desocupación, la pauperización, la desarticulación del Estado, el endeudamiento externo y la destrucción sin precedentes de la capacidad productiva. En Latinoamérica, las experiencias neoliberales están derivando en crisis como las de Brasil, Perú, Bolivia y otros países. A nivel global, el capitalismo basado en la imposición virtualmente global de la especulación financiera, la avidez privada sin control y el ataque a las conquistas sociales, está derivando en una serie de escándalos corporativos y financieros que han costado miles de puestos de trabajo y destrucción de ahorros y que prometen una crisis cuyos costos pagarán, en mayor medida, los países de la periferia.

Las consecuencias de las políticas neoliberales y de las recetas del FMI en casos como los países asiáticos y latinoamericanos, ha generado una serie de críticas en todo el mundo, incluso en el corazón del sistema académico estadounidense. Pero, a pesar de la experiencia práctica y de las sólidas críticas teóricas, la dirigencia y el gobierno locales siguen aferrados al Pensamiento Unico y al modelo rentístico y antiproductivo

ATTAC considera que, tanto las crisis empresarias causadas por el capitalismo especulativo en los países centrales, como las crisis estructurales causadas por ese mismo sistema en la periferia, refuerza la urgencia de rediseñar el mercado financiero internacional, controlando los capitales especulativos promoviendo la anulación de la deuda externa de los países del Tercer Mundo y desalentando su circulación mediante la aplicación de la Tasa Tobin.

Esta opción no puede agotarse en si misma, sino formar parte de un programa económico y social más amplio en la búsqueda de nuevas formas de organización económica y social, capaces de revertir el desastre presente, recomponer el trabajo, la producción y la soberanía.