Declaración de ATTAC-AMERICAS en contra de la GUERRA.

Febrero 2003

El neoliberalismo ha puesto al mundo en situación de guerra permanente ya que en nombre del funcionamiento óptimo de sus reglas ha generado una trama de hostilidades entre los gobiernos, rompiendo lazos tradicionales de cooperación y convivencia de los pueblos. La transformación de todos los presupuestos humanos básicos en mercancía altera profundamente el sentido de la producción simbólica y material que hombres y mujeres construyen día a día, prostituyendo el acceso necesario de estos presupuestos para asegurar una vida digna a las mayorías. Entre los nuevos instrumentos que el neoliberalismo, y muy especialmente sus promotores encabezados por el gobierno de los EEUU, causa especial preocupación la utilización de conflictos bélicos como herramienta política de solución de conflictos y como sistema de estímulo y equilibrio de las economías hegemónicas.

L@s integrantes de ATTAC-Américas reunid@s fraternalmente en el III Foro Social Mundial de Porto Alegre declaran su repudio categórico al recurso de la guerra como solución a cualquier situación conflictiva que pudiere presentarse, en especial la que se enuncia actualmente como guerra preventiva, que no es más que un eufemismo que intenta disfrazar la realidad de decidir matar para evitar la muerte.

En estos momentos nos ocupa la inminencia de una guerra contra Irak pero somos concientes de que cualquier guerra en la actualidad supone declarar la guerra a la humanidad entera, ya que en un contexto de globalización como el que hoy tenemos ningún pueblo o región escapará directa o indirectamente a sus efectos.

Aún a riesgo de repetir lo obvio, queremos resaltar los efectos que estas políticas, que hoy incluyen la guerra como recurso, tienen sobre nuestros pueblos: democracias cada vez más débiles y menos participativas, pueblos cada vez más sometidos y empobrecidos, niños y niñas con dudosos presentes y ningún futuro, hambre y miseria en países con potencialidades alimenticias y naturales inmensas, destrucción sistemática del medio ambiente, imposición del miedo por sobre la esperanza y del individualismo a través de la implacable competencia y el consumismo, desplazando la dignidad del SER por la ostentación del tener, mercantilización y privatización de derechos humanos básicos como el agua, la salud, la educación y los sistemas de seguridad social, militarización de vastas áreas en nombre de la defensa de la población civil de flagelos como el narcotráfico o el terrorismo.

Por lo ya expuesto DENUNCIAMOS que muchos de nuestros gobiernos son cómplices de la posibilidad de que se declare la guerra, tal como la plantea el gobierno de los EEUU. Estos gobiernos desoyen el clamor de paz de los pueblos americanos que son quienes sufren cotidianamente el dolor que causan estos conflictos. EXIGIMOS, además que se declare moral y penalmente responsables a los gobiernos que tomen la decisión de apoyar de cualquier modo las aspiraciones bélicas norteamericanas.

SOSTENEMOS y DEFENDEMOS nuestro derecho universal a la paz para que podamos entre tod@s globalizar la esperanza. Sin guerras, OTRO MUNDO ES POSIBLE.

ATTAC AMERICAS
(ATTAC Argentina - ATTAC Bolivia - ATTAC Brasil - ATTAC Chile - ATTAC Ecuador - ATTAC Paraguay - ATTAC Quebec - ATTAC Uruguay - ATTAC Venezuela)