ALCA (Area de libre comercio de las Américas)

No al ALCA

Manifiesto contra la cumbre de las Américas y al Area de Libre Comercio de las Américas

Considerando
Que la mundialización neoliberal de los mercados no es un fenómeno natural, desencarnado al que fatalmente deben someterse los pueblos.

Considerando
Que por el contrario esta mundialización es la resultante de políticas absolutamente conscientes puestas en marcha por las élites financieras y políticas, especialmente bajo la forma de acuerdos de libre comercio.

Considerando
Que después de diez años, el libre comercio ha demostrado incontestablemente que solo los poderosos de nuestra sociedad son sus beneficiarios y que contribuye poderosamente al empobrecimiento general y a la precarización laboral.

Considerando
Que los acuerdos de libre comercio no son otra cosa que tratados de derechos y libertades de las grandes empresas transnacionales, y que al ubicar a las empresas por sobre las leyes que se dan los pueblos y los estados, los acuerdos de libre comercio incorporan una lógica de nivelación hacia abajo de las reglamentaciones laborales y de protección ambiental.

Considerando
Que esta situación coloca a las grandes empresas transnacionales en situación de ejercer un chantaje sobre los pueblos y los estados amenazándolos de desmantelar sus instalaciones productivas y trasladarlas hacia lugares donde los costos laborales son menores y las leyes de protección ambiental más permisivas.

Considerando
Que el libre comercio destruye las economías del Sur al invitar a las empresas del Norte a instalarse masivamente allí para explotar, a menores costos, la mano de obra y las riquezas naturales y que esta situación impide el crecimiento y el desarrollo de las industrias locales

Considerando
Que el libre comercio con su doctrina de privatización de los servicios públicos, significa inexorablemente el fin de la universalidad de los servicios sociales tales como la salud y la educación.

Considerando
Que el empobrecimiento, la precarización y el deterioro de los servicios públicos como resultante de los acuerdos de libre comercio afectan con mayor incidencia a las mujeres y acrecientan las presiones que se ejercen sobre ellas y que esta situación lejos de ser accidental se basa en una concepción de desigualdad en la relación hombres-mujeres.

Nosotros, ciudadanos de las Américas,

Acusamos
A los gobiernos de los 34 países reunidos en el marco de la Cumbre de las Américas de ejercer prácticas antidemocráticas, porque las negociaciones que han encarado con vistas a la creación del Area de Libre Comercio de las Américas (ALCA) que son de especial interés público se mantienen en el más estricto secreto, sin que ni los ciudadanos y las ciudadanas hayan sido consultados.

Acusamos
A estos mismos gobiernos del crimen de lesa-ciudadanía porque anulan la condición ciudadana, abdicando la soberanía de los estados en las manos de instancias no-electivascomo lo son los diferentes organismos que regulan los conflictos comerciales (la Organización Mundial de Comercio, el Tribunal del NAFTA y el futuro tribunal del ALCA).

Acusamos
A estos mismos gobiernos de traición a sus ciudadanos porque al crear el Area de Libre Comercio de las Américas (ALCA) desvían la riqueza colectiva de los pueblos para ponerlas en mano de las transnacionales.

Acusamos
A estos mismos gobiernos de atentar contra la amistad y la fraternidad entre los pueblos porque al establecer lel Area de Libre Comercio de las Américas (ALCA) exacerban la competencia malsana entre los trabajadores y las trabajadoras de los diferentes países en lugar de crear un clima de solidaridad.

Acusamos
A estos mismos gobiernos de entorpecer la igualdad de los sexos porque el desmantelamiento de los servicios públicos y la desregulación laboral inherente a la puesta en marcha de los acuerdos de libre comercio se hace al precio de la sistemática y sistemática explotación de las mujeres: estos gobiernos reclaman efectivamente que ellas acepten benévolamente el abandono de la responsabilidad estatal en materia de servicios sociales y de salud (auxiliares sanitarias, cuidadoras a domicilio) y mantienen la inequidad de los salarios y de las condiciones laborales en nombre de imperativos comerciales.

Acusamos
A estos mismos gobiernos de atentado contra el medio ambiente porque al crear el Area de Libre Comercio de las Américas (ALCA) no solamente toman partido por un modelo que ya ha generado enormes desastres ambientales promocionando además un libre dejar hacer total en la mater.

Juzgamos inaptos a los acusados para conducir negociaciones que comprometen a los pueblos de las Américasa través de un acuerdo de creación del area de Libre Comercio de las Américas (ALCA).

Exhortamos a los treinta y cuatro gobiernos reunidos en el marco de la Cumbre de las Américas a abandonar inmediatamente toda discusión sobre este proyecto, durante todo el tiempo que fuere necesario hasta que no se plantee un real y democrático debate sobre la base de un balance de los últimos diez años de libre comercio.

LUGAR PARA LOS PUEBLOS
MUNDIALICEMOS NUESTRA SOLIDARIDAD
ATTAC- Québec