Contra la dictadura de los mercados.

  LA ESPECULACIÓN. EL REVES DEL DECORADO.

  Un forma exacerbada de la puesta en valor del capital
 Michel Husson.

Podríamos retomar una famosa expresión de François Miterrand y definir a la especulación financiera como el medio de “enriquecerse mientras se duerme”. Esta permite, en efecto, obtnener ganancias mediante la simple manipulación de los activos financieros o de las divisas. Pero las ganancias extraídas/liberadas de este modo no caen del cielo y son en definitiva producto del trabajo humano del que la especulación permite apropiarse. Esto ocurre debido a la posibilidad que tiene el capital de moverse con total libertad: de un país a otro. escapar a los impuestos o recoger la máxima ganancia, de una moneda a otra o de un activo financiero a otro a fin de aprovechar el rendimiento de la media diferencial.

Gracias a la especulación, el capital atiza la competencia entre los países del Sur. Si los salarios de un país aumentan demasiado rápidamente para su gusto, el capital se trasladará a otro más atractivo país vecino. Este chantaje permanente contribuye a mantener los salarios en los niveles más bajos y a desalentar a los Estados a reducir los impuestos sobre las rentas del capital De modo entonces que es la   capacidad de desplazamiento lo que contribuye a liberar las superganancias que  llegan a manos de los beneficiarios de la especulación. Los asalariados del mundo entero son puestos a  merced de este mecanismo y colocados por el mismo en recíproca competencia. Entre  los países más ricos esta lógica se llama corporate govenance: que significa que las exigencias de los accionistas determinan las necesarias reducciones de empleosque permitan liberar el margen de rentabilidad requerido. Si este no se halla garantizado, los capitales amenazan con retirarse.

Para justificar tal  arreglo, los defensores del neoliberalismo invocan la teoría según la cual la movilidad delos capitales garantizaría siempre y en todos lados la mejor utilización de los recursos y permitiría entonces su optimización. El desplazamiento de   los capitales no tendrían otro objetivo que invertirlos de la manera más eficaz. Pero las repetidas crisis financieras  (México, Tailandia, Corea, Rusia, Brasil , etc.) y el aumento del desempleo generalizado muestra que las cosas no funcionan de este modo. En lugar de buscar la convergencia del desarrollo hacia  los más competitivos, esta organización de la economía mundial conduce a un desarrollo desigual. Un número reducido de países, incluso de regiones, tienen éxito en el abrirse camino, pero esta apertura fracasa en el tiempo y no llega a generalizarse.   El despojo de un gran número de sectores y de países, y ciertamente de continentes enteros, es la contrapartida de la selección de algunos. El aumento del desempleo y de las desigualdades acompaña en todos partes la explosión de las rentas financieras porque esta tiene su origen en la no redistribución de las ganancias de la productividad a los asalariados

Dado que la libertad total del capital  conduce a la anarquía financiera y a la regresión social, es necesario aprender algo de las consecuencias. La lógica común de  las propuestas generalmente avanzadas es la de frenar la volatilidad del capital, o incluso, para retomar la expresión de Tobin el poner “granos de arena” en su maquinaria. Los desplazamientos  de capital deber ser controlados por los países receptores y  esto es exactamente lo contrario del Acuerdo Multilateral de Inversiones (AMI) que hay que tomar. Restablecer las  esclusas permite organizar de manera más equilibrada las relaciones Norte-Sur teniendo en cuenta  la forma realista los diferenciales de productividad. La denuncia de los paraísos fiscales , la instauración de impuestos al estilo Tobin sobre los movimientos de corto plazo, el restablecimiento de un impuesto significativo a las rentas de capital ...éstos son algunos de los tantos medios que permitirían  reducir el campo de  acción de las finanzas. La movilización contra los fondos de pensión  participa de este combate al negarse a que las finanzas se anexen a una parte del salario. Lo que está en juego en este enfrentamiento es, de manera aún más fundamental, las formas de reconocimiento y de satisfacción de las necesidades sociales. Y, a través de las finanzas, es el capitalismo el que está  en la mira, porque la especulación no es más que una forma exacerbada de la puesta en valor del capital.

  Traducción; - Traductora voluntaria attac-francia  y attac-rosario. Marzo 2001