Economistas europeos por una política alternativa en Europa
Grupo Euromemorandum

- Pleno Empleo, Bienestar y un Sector Público Fuerte
- Los desafíos a la Democracia en el seno de una Unión ampliada

RESUMEN

La Unión europea se halla en una situación crítica. Se yerguen ante ella cuatro grandes desafíos que no está en condiciones de afrontar serenamente. Es presa en primer término de una prolongada estagnación económica, que implica aumento de la desocupación y de las desigualdades sociales. Inmediatamente después, está una ampliación, que le genera serios problemas económicos y sociales. Y aún más se halla apremiada por la versión provisoria de una constitución que debe consolidar la Unión europea y otorgarle una identidad propia en momentos en que, último elemento, existen intensas presiones geopolíticas que involucran serios desacuerdos y conflictos políticos en todo el mundo, pero también entre los Estados miembros de la Unión.

Las respuestas planteadas por la Unión a estos desafíos son absolutamente inapropiadas. No solamente no resolverán los problemas, sino que existe el riesgo de que se agraven. La Comisión continúa con su política económica restrictiva. Refuerza la tendencia neoliberal existente mediante una nueva ola de privatizaciones y un mezquino planteo en lo que se refiere al interés general y a los servicios públicos. Este apremiante marco constituye un obstáculo para el crecimiento y el empleo e impide encarar de manera aceptable otros problemas tales como las inequidades y las desigualdades crecientes ocasionadas por la admisión de diez nuevos miembros en la Unión.

La decidida participación que debiera encabezar la Unión en favor del progreso en el mundo actual, atravesado por tensiones y conflictos, no se logrará a través de una nueva organización militar. Debe contrariamente fundarse sobre el desarrollo de un Modelo Social Europeo fuerte y democrático, único modelo creíble al propuesto modelo de constituir una superpotencia dotada de limitadas normas sociales. Las piedras de toque de una estrategia de desarrollo propiamente europeo son: alto nivel de protección social; equidad; desarrollo sustentable; cooperación internacional. En la situación actual los elementos básicos de una estrategia de este tipo son:

1. La UE debería aceptar y poner inmediatamente en marcha una propuesta de fuertes inversiones públicas en infraestructura. Estas inversiones deberían ser de al menos un 1% del PBI de la UE de los 15 y completarse con un programa similar en los nuevos estados miembros. El Banco Europeo de Inversiones (BEI) proporcionaría la financiación.
2. A continuación de esta iniciativa - a tomarse sin demoras - la UE debería abocarse a reformar las instituciones y los instrumentos de política macroeconómica, con el objeto de sostener el pleno empleo y un crecimiento sostenido (incluyendo la igualdad entre hombres y mujeres).
3. Con relación a la próxima ampliación es necesario poner término a la discriminación que sufren los nuevos Estados miembros y orientar los objetivos de gastos a favor de políticas estructurales del 0,4% al 1% del PBI de la UE, de modo a ayudar mejor a los países que ingresan, sin que ello se haga en detrimento de los actuales miembros.
4. La Constitución debería otorgar mayores poderes al Parlamento Europeo y moderar el actual marco de política económica, establecido por el Tratado de Maastrich, reduciéndolo a un mínimo y traduciendo ciertos anunciados principios progresistas (Título I) en acciones concretas (Título III).
5. Es necesario abandonar la estrecha concepción de servicio público, pensado únicamente como excepción a la regla general, conformada por los mercados y la competencia. Un sector público de calidad y responsable ante los ciudadanos constituye uno de los principales pilares de una sociedad democrática, al lado del sector mercantil.
6. Las grandes orientaciones de la Política Económica debería otorgar el mismo peso al pleno empleo, a la igualdad entre hombres y mujeres, al bienestar y a la protección del ambiente que al crecimiento, en el seno de una política económica de conjunto y suprimir todos los factores impuestos a la Estrategia Europea del Empleo.